Archivos Mensuales: octubre 2015

Canciones sobre violencia de género

Estándar

Aunque desgraciadamente, en pleno siglo XXI la violencia machista sigue siendo una lacra en nuetra sociedad, cada vez son más las voces que se alzan, haciendo más visible este problema y aportando su granito de arena en esta lucha.

Nuestro compañero, Federico Luis Clauss que además de un amante de la música y la literatura es un gran defensor de la igualdad entre hombres y mujeres, ha querido compartir con nosotros algunos temas. Aprovecho este post para agradecerle todas las aportaciones que realiza al proyecto de coeducación.

Mujeres que venís de un largo viaje,
mujeres que venís de la más ciega oscuridad,
ayer formabais parte del paisaje
y nadie os ha venido el futuro a regalar.Mujeres sepultadas en rutinas
pariendo como único destino natural.
Lo viejo no se acaba de marchar,
lo nuevo ya está viejo y nunca acaba de llegar.

La Historia os ha pasado por encima
sin voz ni voto hicisteis el camino al caminar,
la Historia ya sabéis quién la escribía
y nunca imaginó que hombre y mujer fueran igual.

La Iglesia discutió si tenéis alma,
prohibía disfrutar si no queríais procrear.
Podíais conseguir el pasaporte
si aquel marido o padre lo quería autorizar.

Mujeres que llegáis a un tiempo nuevo
para las que el futuro es igualdad
nada ni nadie va a truncar el vuelo:
la Historia no camina marcha atrás.

Mujer, los hombres son un avispero
y hay muchos que se matan por el gusto de matar,
les gusta recordar que fueron dueños
cuando no imaginabais escapar ni protestar.

Mujer de la semilla hasta el incendio
estás presente en todo lo que quieras hoy estar.
Mujer, cuanto más libre, más te quiero
defiende contra todos tu sagrada libertad.

(2008


HAY UN EXTRAÑO EN MI BAÑERA

Con la boca amarga y seca

Que el peligro esta tan cerca

Y mis ojos siempre alerta

Nunca sabes lo que piensa.

Sus miradas se lo cuentas

Le descubren le delatan

Y mis manos temblorosas

Van buscando cualquier cosa.

Hay un extraño aquí en mi casa

No es el mismo que yo ame

Es otro loco que anda suelto

Y ya me veo mañana en primera plana.

Hay un extraño en mi bañera

Con alcohol entre sus venas

Y no me atrevo ni a toser

Que el último morado aun sigue marcado.

La verdad no te conozco

Nunca se por donde vienes

Al principio era distinto

No había más que vinotinto.

Y con el pasar del tiempo

Hoy pasa, pasa de todo

Y es mejor no estar tan cerca

Por si acaso le entra el moro.

Hay un extraño aquí en mi casa

No es el mismo que yo ame

Es otro loco que anda suelto

Y ya me veo mañana en primera plana.

Hay un extraño en mi bañera

Trae de todo entre sus venas

Y no me atrevo ni a toser

Que el último morado aun sigue marcado.

Hay mujeres que lo viven y lo esconden

Y que sufren en silencio porque nadie les responde

Y quien lo iba a decir que lo que tanto quería

Terminaría algún día arrancándole la vida.

Y a pesar del ruido de los golpes y los gritos

Saldría de nuevo absuelto por falta de testigos

Y prometen y aseguran que no volverá a pasar

Pero cuanto han mentido, hasta cuando mentirán.

Hay un extraño aquí en mi casa

No es el mismo que yo ame

Es otro loco que anda suelto

Y ya me veo mañana en primera plana.

Si no fuera por el miedo

Que me metes en el cuerpo

Me lo cayo me lo trago

Que aun te quiero bueno y sano.

(Ana Belén)

CORTO SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO

Estándar

Cuando alumnado y profesorado ponen pasión en la realización de una actividad, el resultado es un trabajo de calidad. Este corto, realizado el curso pasado en el turno de tarde, nos invita a la reflexión, la crítica y ha decir ¡ BASTA YA! Felicidades a todo el equipo que trabajó en el mismo y especialmente a Bea Ubago por darle forma y compartirlo.

Las princesas son de los cuentos….

Estándar

DEDICADO A TODAS LAS NIÑAS QUE NO QUERÍAMOS SER PRINCESAS.

(…) “Porque nos obligaron.
Porque, desde pequeñitas, nos pusieron coronas, vestidos de tul, ropa que no nos dejaba jugar, porque no la podíamos manchar. Nos dijeron “qué niña más guapa” tantas veces, que nos creímos que era lo que importaba.
Y nos chutaron dosis diarias de príncipe azul, y así nos hicimos yonkies del amor, y aprendimos a necesitarlo para vivir.
Las princesas son guapas, están asustadas y se enamoran del primero que las salva. Y del segundo, y del tercero. Y esperan, encerradas en su torre, sin hacer nada para escapar de ella.
Y nosotras aprendimos a ser como ellas.
Aprendimos a obligarnos a ser guapas, que significa fracasar eternamente en intentar parecerles guapas a los demás.
Aprendimos a esperar a que el príncipe azul nos solucionara la vida, que significa construir nuestra existencia en torno a la idea de conseguir y mantener una pareja, y a sólo así sentirnos completas.
Aprendimos que estas dos cosas eran una pelea, que significa sentirnos amenazadas por todas las mujeres que nos rodean, no vaya a ser que sean más guapas, o que su torre le pille al príncipe más cerca.
Aprendimos a querernos poco, y sólo a costa de lo que nos quisieran otros.
Quedaos con mis vestidos de tul, mi príncipe azul, mi espejo y mi corona. Quedaos con mis complejos, mis miedos, mis vacíos y mis celos. Quedaos con todo eso que me habéis impuesto, que no lo quiero.
Porque necesito sitio para las botas, los libros, los cuchillos, los vasos y los ceniceros. Para los bolis, las fotos, los bocadillos y mis cuentos. Para los condones, la bici, los pinceles y los baberos. Para las cazuelas, los periódicos, el martillo, los clavos y los ligueros. Para bailar, correr, descansar y tirarme en la hierba a ver pasar el cielo. Para mis sueños, mis desastres y mis deseos. Para fracasar y empezar otra vez con mis proyectos. Para mis amigas, mis ligues, mis mujeres admiradas y mis no quieros. Para mi vida, al margen de lo que me aprendieron.
Quedaos con mi reino. Que a mí me hace falta sitio para el mundo entero”(…)

Texto de FAKTORÍA LILA